Archivo por meses: febrero 2016

OVID SIMFÒNIC (6 de març) L´Auditori

banner_ovidi_2_400OVID SIMFÒNIC

UN GRAN ESPECTACLE A ESCENA EN LA CLAUSURA DE L’ANY OVIDI

Amb la Corporació Musical Primitiva d’Alcoi i la Coral Sant Jordi de Barcelona

El Festival Barnasants, en co-producció amb Tradicionàrius i l’Ajuntament de Barcelona, i el suport de L’Auditori de Barcelona, presenta l’espectacle que ret homentatge al gran cantautor valencià del qual el dia 10 es commemoren els 21 anys de la seva mort. I ho fa amb el concert que va clausurar el Barnasants 2015 a Alcoi, en una edició que, com aquesta, ha dedicat bona part de la seva programació a recuperar i fer visible la figura i l’obra d’una peça clau de la cultura del nostre país.

UN GRAN ESPECTACLE A ESCENA EN LA CLAUSURA DE L’ANY OVIDI

Amb la Corporació Musical Primitiva d’Alcoi i la Coral Sant Jordi de Barcelona

El Festival Barnasants, en co-producció amb Tradicionàrius i l’Ajuntament de Barcelona, i el suport de L’Auditori de Barcelona, presenta l’espectacle que ret homentatge al gran cantautor valencià del qual el dia 10 es commemoren els 21 anys de la seva mort. I ho fa amb el concert que va clausurar el Barnasants 2015 a Alcoi, en una edició que, com aquesta, ha dedicat bona part de la seva programació a recuperar i fer visible la figura i l’obra d’una peça clau de la cultura del nostre país.

Elizabeth Rosemond Taylor, DBE, (Hampstead, Londres, Reino Unido, 27 de febrero de 1932—Los Ángeles, California, Estados Unidos, 23 de marzo de 2011)

19Elizabeth Taylor

Elizabeth Rosemond Taylor, DBE, (Hampstead, Londres, Reino Unido, 27 de febrero de 1932—Los Ángeles, California, Estados Unidos, 23 de marzo de 2011), también conocida como Liz Taylor, fue una actriz británica-estadounidense de cine, teatro y televisión. Desarrolló en Estados Unidos una carrera artística que se extendió por más de sesenta años, en la que adquirió popularidad principalmente como actriz en películas de Hollywood.

Su primer papel en el cine fue en There’s One Born Every Minute (1942) —para los estudios Universal Pictures—, junto a Hugh Herbert. Sin embargo, su período de mayor popularidad ocurriría a mediados de los años 1940, con largometrajes juveniles como National Velvet, de 1944. Desde la década de 1950, sus roles en cine fueron cada vez más importantes y fue reconocida por sus condiciones actorales para el drama, consagrándose con películas como Father of the Bride (1950), A Place in the Sun (1951), Giant (1956), Cat on a Hot Tin Roof (1958), Suddenly, Last Summer (1959) y BUtterfield 8 (1960), por las cuales recibió una gran cantidad de premios y distinciones. Fue dirigida por prestigiosos directores como Vincente Minnelli o Richard Brooks, y actuó junto a actores como Spencer Tracy, Montgomery Clift, James Dean, Rock Hudson o Paul Newman.

Su papel como Cleopatra en la película homónima de 1963 fue muy elogiado, al igual que su colaboración con Mike Nichols en Who’s Afraid of Virginia Woolf? (1966), dirigida por Mike Nichols. En 1981 debutó en Broadway con The Little Foxes, por la cual recibió críticas favorables. A mediados de la década de 1980, se convirtió en activista a favor de causas humanitarias, especialmente la lucha contra el sida. El resto de su carrera estuvo ligado principalmente al medio televisivo, participando en telenovelas como General Hospital y All My Children, y en comedias como The Nanny. Su retiro de las pantallas se produjo en 2001 con la película para televisión These Old Broads.

Entre sus múltiples premios ganó tres Premios Óscar (uno de ellos honorífico), cinco Globos de Oro, tres premios BAFTA británicos y el David de Donatello. Fue nombrada dama comendadora de la Orden del Imperio Británico, por lo que recibió el título de Dame, equivalente del masculino Sir.

Reconocida por su espectacular y deslumbrante belleza, con ojos de un raro color violeta, desde la década de 1950 se erigió como uno de los mitos del Séptimo Arte. Fue también sumamente popular por su tormentosa vida privada y su pasión por las joyas.

En 1999 el American Film Institute la nombró como la séptima mejor estrella femenina de los primeros cien años del cine norteamericano.

Elizabeth Rosemond Taylor nació en Hampstead, Londres. Fue la menor de los dos hijos de Francis Lenn Taylor (1897-1968) y Sara Sothern (de soltera Sara Viola Warmbrodt (1895-1994), estadounidenses que residían en Inglaterra. El hermano mayor de Taylor, Howard Taylor, nació en 1929. Sus padres eran originarios de Arkansas. Francis Taylor era un marchante de arte y Sara era una ex actriz cuyo nombre artístico era «Sara Sothern». Sothern se retiró de los escenarios en 1926, cuando se casó con Francis en la ciudad de Nueva York. Los nombres de Taylor son en honor a su abuela paterna, Mary Elizabeth (Rosemond) Taylor. Uno de sus bisabuelos maternos era suizo.

El coronel Victor Cazalet, uno de sus amigos más cercanos, tuvo una influencia importante en su familia. Él era un soltero adinerado, miembro del Parlamento y amigo íntimo de Winston Churchill. Cazalet era un gran apasionado del arte y el teatro y motivó a la familia Taylor a mudarse a América. Además, como un científico cristiano y predicador laico, sus vínculos con la familia eran espirituales. También se convirtió en el padrino de Elizabeth. En una ocasión, cuando ella estaba sufriendo de una infección grave cuando era niña, se mantuvo junto a su cama durante semanas. Ella «rogaba» para estar en su compañía: «Madre, por favor llama a Víctor e invítalo a que venga a sentarse conmigo».

El biógrafo Alexander Walker sugiere que Elizabeth se convirtió al judaísmo a los 27 años y su apoyo permanente hacia Israel, puede haber sido influenciado por las opiniones que escuchaba en casa. Walker señala que Cazalet realizó una campaña activa para una patria judía y su madre también trabajó en varias organizaciones benéficas, que incluía la recaudación de fondos de patrocinio para el sionismo.

A la edad de tres años, Taylor comenzó a tomar lecciones de ballet. Poco antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, sus padres decidieron regresar a los Estados Unidos para evitar hostilidades. Viajó primero con su madre y hermano, aterrizando en la ciudad de Nueva York en abril de 1939, mientras que su padre se quedó en Londres para concluir los asuntos en su negocio de arte, llegando en noviembre. Se establecieron en Los Ángeles, California, donde su padre estableció una nueva galería de arte, que incluía muchas pinturas que eran exportadas de Inglaterra. La galería pronto atrajo a muchas celebridades de Hollywood que apreciaron sus modernas pinturas europeas. Según Walker, la galería «abrió muchas puertas para los Taylor, llevándolos directamente a la sociedad del dinero y el prestigio» dentro de la comunidad cinematográfica de Hollywood.

Poco después de instalarse en Los Ángeles, la madre de Taylor descubrió que la gente de Hollywood «habitualmente veían una futura película por cada cara bonita». Algunos de los amigos de su madre, e incluso extraños, insistieron en que Taylor hija hiciera una prueba de pantalla para el papel de la niña de “Scarlett O’Hara” en el filme Gone with the Wind (Lo que el viento se llevó), que estaba siendo filmada. Su madre se negó a la idea, pues nunca tuvo el interés de que su hija fuera niña actriz y en todo caso, su idea era volver a Inglaterra después de la guerra. La columnista de Hollywood, Hedda Hopper presentó a los Taylor a Andrea Berens, la novia de John Cheever Cowdin, presidente y principal accionista de Universal Pictures. Berens insistió a Sara que se tomará el tiempo de ir con su hija a ver a Cowdin, asegurando que la había deslumbrado la impresionante belleza de la niña. Metro-Goldwyn-Mayer también se interesó en Taylor al igual que Louis B. Mayer, cabeza de MGM. Como resultado de ello, tanto Universal Pictures como MGM tenían dispuesto ponerla bajo contrato. Cuando Universal se enteró de que MGM estaba igualmente interesada, Cowdin telefoneó rápidamente a Universal y le ofreció un contrato de siete años.

Taylor apareció en su primera película a la edad de nueve años en There’s One Born Every Minute (1942), su única película de la Universal.

Algunos especulan que ella no logró cumplir la expectativas de Cowdin. Incluso sus hermosos ojos no le impresionaron. Los ojos de Taylor eran de un azul profundo que parecía violeta, con una rara mutación que la hizo poseedora de una doble hilera de pestañas.

Taylor figuró en el elenco del filme Lassie Come Home (1943) con el niño estrella Roddy McDowall, con quien compartiría una amistad de por vida. La película recibió una atención favorable para los actores y la MGM firmó con Taylor un contrato convencional de siete años, a partir de $100 a la semana con subidas regulares. Su primer trabajo bajo el nuevo contrato era un préstamo de salida a 20th Century Fox para el personaje de “Helen Burns”, en una versión cinematográfica de la novela de Charlotte Brontë, Jane Eyre (1943). Taylor regresó a Inglaterra para aparecer en la película Las rocas blancas de Dover (1944), bajo el sello de MGM.

La persistencia de Taylor en la búsqueda del papel de “Velvet Brown” en la película Fuego de juventud, la convirtió en una estrella a la edad de 12 años. Su personaje era una niña que salva a un caballo de ser sacrificado y posteriormente con la ayuda de un amigo, lo entrena para que participe en el Grand National. El filme que co-protagonizó con el joven actor Mickey Rooney y la recién llegada a América, Angela Lansbury, se convirtió en un gran éxito en su lanzamiento en diciembre de 1944. Muchos años después, Taylor la llamó «la película más emocionante» que jamás había hecho, aunque la película le trajo algunos de sus problemas de espalda años después, debido a la caída de un caballo durante el rodaje. Los espectadores y los críticos «se enamoraron» de Elizabeth Taylor cuando la vieron en la película.

Fuego de juventud recaudó más de $ 4 millones de dólares en Estados Unidos y MGM le firmó a Taylor un nuevo contrato a largo plazo. Debido al éxito de la película fue elegida para otra película de temática similar, Courage of Lassie (1946). El éxito de la película dio lugar a otro contrato de Taylor, en el que estipulaba debía recibir $ 750 por semana. Sus papeles como la neurótica “Mary Skinner” en un préstamo a la Warner Brothers en Life with Father (1947), “Cynthia Bishop” en Cynthia (1947), “Carol Pringle” en Así son ellas (1948) y “Susan Prackett” en Julia Misbehaves (1948 ) tuvieron éxito. Taylor obtuvo una reputación como actriz adolescente competente y exitosa, siendo apodada «One-Shot Liz» (en referencia a su capacidad para rodar una escena en una sola toma) y una carrera prometedora. La interpretación de Taylor en el clásico Mujercitas (Little Women, 1949) fue su último papel como adolescente.

En octubre de 1948, Taylor se embarcó a bordo del RMS Queen Mary a Inglaterra para comenzar a filmar Conspirator. A diferencia de otros niños actores, Taylor realizó una transición fácil hacia roles adultos. Para ese entonces, Taylor ya tenía la figura de una mujer madura. Conspirator fracasó en la taquilla, pero la historia de una muchacha americana de 18 años que se enamora perdidamente de un oficial de la Guardia Británica (Robert Taylor) de 38 años, fue elogiado por la crítica por ser su primer papel adulto en una película.

Su primer gran éxito de taquilla en un papel adulto vino como “Kay Bancos” en la comedia Father of the Bride (El padre de la novia, 1950), junto a Spencer Tracy y Joan Bennett. La película dio lugar a una secuela, El padre es abuelo (1951). A la película le fue bien en taquilla, pero sería la próxima imagen de Taylor que determinará el curso de su carrera como actriz dramática.

A finales de 1949, Taylor había comenzado a filmar Un lugar en el sol (A Place in the Sun) de George Stevens. Tras su lanzamiento en 1951, Taylor fue aclamada por su interpretación de “Angela Vickers”, una mujer malcriada perteneciente a la alta sociedad, que se interpone entre “George Eastman” (Montgomery Clift) y su pobre novia que se ha quedado embarazada “Alice Tripp” (Shelley Winters). En 1991, la película sería incluida entre las que preserva el National Film Registry (Registro Nacional de Filmes) de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por ser consideradas «cultural, histórica, o estéticamente significativas».

Otras películas en las que intervino fueron Ivanhoe (1952) con Robert Taylor y Joan Fontaine, La senda de los elefantes (1954) y La última vez que vi París (1954), en donde su papel de “Helen Willis Ellsworth” se basó en la de Zelda Fitzgerald y aunque estaba embarazada de su segundo hijo, Taylor siguió adelante con la película.

1955–79

Después de un papel más sustancial junto a Rock Hudson y James Dean en la épica película de George Stevens, Gigante (Giant, 1956), Taylor fue nominada a un Premio de la Academia a la «Mejor Actriz» por la película El árbol de la vida (1957), ambiciosa producción ambientada en la Guerra de Secesión, pensada para emular el éxito de Lo que el viento se llevó. En el apogeo de su belleza, protagonizó junto a Paul Newman el drama romántico Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc, 1958), adaptación de la obra teatral homónima de Tenessee Williams. Recibió múltiples críticas positivas, su segunda nominación al premio Óscar por «Mejor actriz» y su primera candidatura al galardón BAFTA como «Mejor actriz británica».

Durante las décadas de 1950 y 1960 se convirtió en una de las mayores estrellas del firmamento de Hollywood gracias a su presencia en los títulos citados y en otros como Suddenly, Last Summer (De repente el último verano, 1959) junto a Katharine Hepburn y Montgomery Clift (que le proporcionaría su primer Globo de oro y otra nominación al Óscar). Liz Taylor y Montgomery Clift mantuvieron una estrecha amistad hasta la muerte del actor en 1966.

Con Una mujer marcada (1960), donde encarnaba a una prostituta de lujo, Liz Taylor se llevaría su primer Óscar a la «Mejor actriz», tras sumar cuatro nominaciones en años consecutivos, un récord sólo igualado por Marlon Brando. A finales de la década de 1950 se acentuó su rivalidad con Marilyn Monroe, la otra gran estrella de los estudios 20th Century Fox, si bien se especializaron en diferentes papeles: Taylor optó por personajes atormentados, temperamentales y problemáticos, y Marilyn se hizo famosa como prototipo de sex symbol, mayormente en comedias.

Su categoría de estrella quedó reforzada con la película más cara en la historia hasta entonces: Cleopatra (1963). Por esta película, Elizabeth Taylor fue la primera actriz que firmó un contrato por la suma (para entonces astronómica) de un millón de dólares. Sin embargo, varias peripecias la llevaron a superar este récord: los múltiples retrasos y contratiempos del rodaje, y un porcentaje de la taquilla contemplado en su contrato, motivaron que ella terminase cobrando su sueldo multiplicado por siete. Fue en el rodaje de esta película donde conoció a Richard Burton; iniciaron un romance estando ambos casados, lo que provocó un enorme escándalo.

A partir de mediados de la década de 1960 su participación en el cine fue perdiendo pujanza, aunque aún tuvo ocasión de intervenir en varias películas de relieve, como La mujer indomable (dirigida por Franco Zeffirelli), Reflejos en un ojo dorado con Marlon Brando (bajo la dirección de John Huston) y ¿Quién teme a Virginia Woolf?, de la que se dice es su mejor interpretación, al lado de Richard Burton. Por este trabajo, que en cierta manera reflejaba las desavenencias reales de sus protagonistas, Taylor recibió su segundo Óscar a la «Mejor actriz».

A partir de la década de los 70 la carrera de Taylor en el cine decayó claramente, por lo que comenzó a tomar parte en televisión y teatro. La primera película rodada para la televisión en la que participó fue Divorce His – Divorce Hers, de 1973, donde compartió escena con su entonces esposo Richard Burton y fue dirigida por Waris Hussein. Se trató de un drama en el que el matrimonio conformado por Jane y Martin Reynolds llega a su fin tras 18 años. En ese mismo año acudió al Festival Internacional de Cine de San Sebastián, a presentar su nueva película Una hora en la noche; vivía una temporada difícil por su reciente separación de Richard Burton. Su estancia fue tan fugaz como polémica, pero ella dio muestras de su carácter amable, no exento de rasgos caprichosos propios de su estatus de estrella. En 1976, rodó junto a Ava Gardner y Jane Fonda El pájaro azul, película para el público infantil dirigida por George Cukor, que recibió reseñas neutras y comercialmente no le fue bien.

En 1977, actuó junto a Diana Rigg y Len Cariou en la adaptación cinematográfica de la obra musical A Little Night Music (Dulce Viena), con guion de Ingmar Bergman y dirección de Harold Prince. Recibió mayoritariamente críticas negativas. Más tarde, protagonizó El espejo roto (1980), basada en un relato de Agatha Christie, junto con Angela Lansbury, Tony Curtis, Kim Novak y, su amigo personal, Rock Hudson, bajo la dirección de Guy Hamilton. Se trató de un largometraje que recibió buenas críticas.

1980-2003

A principios de la década 1980, Liz Taylor participó en algunos episodios de las populares telenovelas General Hospital y All My Children. Consecutivamente sus apariciones en televisión se acrecentaron considerablemente, siendo protagonista en 1983 de Between Friends, telefilme escrito por el guionista Shelley List y con la participación especial de Carol Burnett, y en 1984 presentándose como actriz invitada en un episodio de la serie de drama Hotel. Actuó como Madam Conti, la propietaria de un prostíbulo, en la miniserie Norte y Sur, ambientada en la Guerra de Secesión con un amplio elenco que incluía a actores de primera línea como Patrick Swayze, Kirstie Alley, David Carradine, Olivia de Havilland, Robert Mitchum y Gene Kelly. También incursionó en películas para televisión contemporáneas a esta última, como Malice in Wonderland, There Must Be a Pony y Poker Alice.

Participó en dos obras de teatro en Broadway: The Little Foxes (1981), llevada a cabo en el Teatro Martin Beck, por la que fue nominada al premio Tony por «Mejor actriz principal de una obra»; y Private Lives (1983), con la dirección de Milton Katselas en el Teatro Lunt-Fontanne. Cabe añadir que también fue la productora ejecutiva de ambas.

En 1988, después de varios años sin aparecer en el cine, trabajó junto a C. Thomas Howell y Sophie Ward en la película italiana Young Toscanini, bajo la dirección de Franco Zeffirelli. No obstante, el largometraje recibió reseñas negativas y no le fue bien comercialmente. Al año siguiente, Taylor volvió a trabajar en el medio televisivo. Actuó junto a Mark Harmon, Valerie Perrine, Ronnie Claire Edwards y Rip Torn en una adaptación de Sweet Bird of Youth (Dulce pájaro de juventud), dirigida por Nicolas Roeg. Este telefilme actualizaba una obra teatral (ya llevada al cine con Geraldine Page y Paul Newman) basada en la novela homónima de Gavin Lambert.

Desde la década de 1990, Liz Taylor se volcó casi por completo en la televisión. Por ejemplo, le puso la voz al personaje de «Maggie Simpson» en un episodio de la popular serie animada de FOX The Simpsons en 1992 y realizó una breve aparición a modo de cameo en un capítulo de la comedia de situación estelarizada por Fran Drescher, The Nanny en 1994. Interpretó a una mujer millonaria en The Flinstones (1994) de Brian Levant, donde compartió créditos con John Goodman, Rick Moranis, Elizabeth Perkins, Rosie O’Donnell, Kyle MacLachlan y Halle Berry. El filme tuvo mucho éxito comercial y se convirtió en su última labor cinematográfica. Tiempo después, en 2001, se destacó junto a Debbie Reynolds, Shirley MacLaine y Joan Collins en el telefilme These Old Broads, donde hizo el papel de una representante de artistas. Se retiró de la actuación en 2003, tras participar en el programa God, the Devil and Bob.

2003-11

En marzo de 2003, Taylor rechazó la invitación que le realizó la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para asistir a la 75.ª Ceremonia de entrega de los premios Óscar como muestra de su oposición a la Guerra de Irak.

El 1 de diciembre de 2007, la actriz participó de una función benéfica de la obra teatral Love Letters, donde compartió escena con James Earl Jones. Las entradas tenían un costo de 2.500 dólares. La recaudación fue destinada a la fundación caritativa de Taylor.

Vida personal

Matrimonios, romances e hijos

Taylor se casó ocho veces con siete maridos. Sus esposos en orden cronológico fueron:

Michael Wilding (21 de febrero de 1952 – 26 de enero de 1957); actor británico veinte años mayor que ella.
Mike Todd (02 de febrero de 1957 – 22 de marzo de 1958); productor de cine quien un año después murió en un accidente de aviación. Aunque su relación fue tumultuosa, más tarde Taylor lo llamó uno de los tres amores de su vida, junto con Burton y las joyas.
Eddie Fisher (12 de mayo de 1959 – 6 de junio de 1964); después de un periodo de tan solo seis meses de viudez conoció, en 1959, al mejor amigo de Mike Todd, el cantante Eddie Fisher, casado por entonces con su mejor amiga Debbie Reynolds. Su relación fue inicialmente amistosa, pero Fisher se prendó de ella y decidió abandonar a su mujer. La nueva pareja contrajo matrimonio en medio de uno de los escándalos más sonados de la época. Para esta boda la actriz se convirtió al judaísmo, la creencia de Fisher. Liz Taylor fue tachada de roba-maridos, si bien ya en su madurez, ella y Debbie Reynolds se reconciliaron.
Richard Burton (15 de marzo de 1964 – 26 de junio de 1974 / 10 de octubre de 1975 – 29 de julio de 1976); lo conoció en 1962, en la filmación de Cleopatra, quien fue su gran amor, con quien después se casó y se divorció en dos ocasiones y con el que adoptó a su cuarta hija. Sus constantes discusiones, su carácter borrascoso y sus polémicas declaraciones fueron la causa de grandes escándalos. Ríos de tinta corrieron desde el inicio de la publicitada película, hasta su divorcio en 1974, su reconciliación en 1975 y su nuevo divorcio en 1976. Burton la agasajó con fastuosas joyas, como el diamante amarillo Krupp y la Perla Peregrina, que antaño perteneció a Felipe II y fue reproducida por Velázquez en varios retratos reales. Cuando esta joya salió a la venta y la compró Richard Burton, desde España se intentó entorpecer la operación, afirmando que era falsa. Pero es sin duda más famoso el diamante Taylor-Burton de 69 quilates, comprado en 1969 por 1,2 millones de dólares. Ya en los años 80, Liz lo revendió por el triple y destinó el dinero a fines benéficos en África. En diciembre de 2011, fallecida ya la actriz, sus joyas y valiosos vestidos se subastaron, alcanzando cifras astronómicas.
John Warner (4 de diciembre de 1976 – 07 de noviembre de 1982); con él tuvo un matrimonio infeliz que la llevó al alcoholismo. Elizabeth estuvo a punto de casarse con un abogado mexicano, Víctor Luna, con quien tuvo un accidente automovilístico días antes lo que interrumpió el matrimonio, después de recuperados ambos decidieron no casarse.
Larry Fortensky (6 de octubre de 1991 – 31 de octubre de 1996); obrero de la construcción a quien había conocido en el Centro Betty Ford durante una cura de desintoxicación. Contrajeron matrimonio en el Rancho Neverland de Michael Jackson en 1991 y terminaron divorciándose en 1996.

Antes de casarse con Hilton, estuvo comprometida con Glenn Davis, ganador del Trofeo Heisman.

Taylor tuvo dos hijos: Michael Howard (nacido el 6 de enero de 1953) y Christopher Edward (nacido el 27 de febrero de 1955) con Michael Wilding. Tuvo una hija, Elizabeth Frances (nacida el 6 de agosto de 1957), con Michael Todd. Durante su matrimonio con Eddie Fisher, Taylor comenzó los procedimientos para adoptar una niña de dos años de edad, de Alemania, Mary (nacida el 1 de agosto de 1961); el proceso de adopción fue finalizado en 1964, después de su divorcio.

En 1971, Taylor se convirtió en abuela a los 39 años. En el momento de su muerte, le sobreviven sus cuatro hijos, diez nietos y cuatro bisnietos.

Conversión al judaísmo

A raíz de la muerte de Elizabeth Taylor y de los problemas con su enorme testamento, se ha dicho que la famosa actriz se convirtió al judaísmo a la edad de 27 años, algo que, por otra parte, ya aparecía citado en la biografía del crítico norirlandés Alexander Walker, Elizabeth – The Life of Elizabeth Taylor (Weidenfeld 1991).

Aunque Elizabeth Taylor nació en Londres en el seno de una familia cristiana (sus padres, estadounidenses afincados en la capital británica, pertenecían a la iglesia protestante Christian Science), desde su boda con Eddie Fisher en 1959 hasta su muerte en 2011, Elizabeth Taylor siempre profesó la fe judía. Y no sólo eso, ya cuando se instauró el Mandato Británico de Palestina, tanto su madre como su padrino, el influyente Coronel Victor Cazalet (amigo personal de Winston Churchill), apoyaron el sionismo, algo que la actriz realizó a lo largo de toda su vida, al igual que el apoyo al estado de Israel durante el último medio siglo.6

Su relación con Michael Jackson

Era además muy amiga del también ya fallecido «Rey del pop» Michael Jackson. Fue precisamente ella la primera persona que lo llamó así en una entrega de premios, y de ahí surgió el apelativo tan popular. Además, Michael Jackson le escribió una canción exclusiva para su cumpleaños, llamada «Elizabeth I love you», y una fotografía con ambos juntos fue incluida en la portada del álbum de éxitos de Jackson History.

Ya años antes, una escena juvenil de la actriz se incluyó en el video musical de «Leave Me Alone». Jackson le dedicó una exitosa canción del álbum Bad: «Liberian Girl».

En años recientes, Liz Taylor apoyó a Michael en los tribunales ante las declaraciones de abuso infantil que pesaban en su contra. Elizabeth Taylor se mostró incondicional, negando todas las acusaciones.

Problemas de salud, enfermedades y fallecimiento

Taylor luchó con problemas de salud a lo largo de su vida; a partir de su divorcio de Hilton, Taylor experimentó graves problemas médicos cada vez que ella atravesaba por problemas en su vida personal. Taylor fue hospitalizada más de 70 veces y tuvo al menos 20 operaciones. Muchas veces los titulares de los periódicos erróneamente anunciaban que Taylor estaba cerca de la muerte.

Taylor en su madurez constantemente ganaba y perdía una gran cantidad de peso, alcanzando desde 54 hasta 82 kg en la década de 1980. Comenzó con una adicción al tabaco a mitad de la década de 1950 y temía desarrollar cáncer de pulmón, cuando en octubre de 1975 unos estudios de rayos X, le mostraron manchas en sus pulmones, llevando más tarde un tratamiento para no desarrollar la enfermedad. Taylor se rompió la espalda cinco veces, tuvo dos reemplazos de caderas, tenía una histerectomía, sufría de disentería y flebitis, tuvo una perforación en su esófago, sobrevivió a un benigno tumor cerebral erradicado en 1997 y al cáncer de piel y tuvo ataques de neumonía que amenazaron su vida en dos ocasiones. En 1983 admitió haber sido adicta a las pastillas para dormir y a los analgésicos durante 35 años. Recibió tratamiento por su alcoholismo y su adicción a las drogas, ingresando en el Centro Betty Ford durante siete semanas a partir de diciembre 1983 hasta enero 1984 y de nuevo a partir del otoño de 1988 hasta principios de 1989.

El 30 de mayo de 2006, Taylor apareció en Larry King Live para refutar las afirmaciones de que ella había estado enferma, y negó las acusaciones de que padecía la enfermedad de Alzheimer. Comenzó a usar una silla de ruedas y cuando se le preguntó al respecto, declaró que tenía osteoporosis y que había nacido con escoliosis.

La mutación que otorgó a Taylor dobles pestañas también pudo haber contribuido a su historial de problemas del corazón. En noviembre de 2004, Taylor anunció que sufría insuficiencia cardíaca congestiva, una enfermedad progresiva en la que el corazón se debilita, dejando de bombear suficiente sangre a todo el cuerpo, particularmente a las extremidades inferiores, tales como los tobillos y los pies. En 2009 se sometió a una cirugía cardíaca para colocarle una válvula en el corazón. En febrero de 2011, los nuevos síntomas relacionados con la insuficiencia cardíaca hicieron que fuera ingresada en el hospital Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles para un tratamiento, donde permaneció hasta su muerte a los 79 años el 23 de marzo de 2011, rodeada de sus cuatro hijos.

Fue enterrada en una ceremonia judía privada, presidida por el rabino Jerry Cutler, el día después de su muerte, en el Forest Lawn Memorial Park en Glendale, California. Taylor está enterrada en el Gran Mausoleo, donde el acceso público a su tumba está restringido.

Legado

Liz Taylor debió una parte no menor de su celebridad a su agitada vida, pero su carrera actoral es de gran valor por sí misma. Recibió dos premios Óscar, por Una mujer marcada (1960) y por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), y tres nominaciones más, todas ellas en la categoría de mejor actriz principal. Su primera nominación fue por la película El árbol de la vida en 1957 y estuvo nominada los siguientes tres años, hasta que en 1960 se lo concedieron. Alcanzó el récord de cuatro nominaciones en años consecutivos, como el actor Marlon Brando. Ya en su madurez recibió un tercer Óscar, honorífico.

Fue una estrella calificada por los medios anglosajones como «bigger than life»: una estrella mayor que la vida misma. Es una recordada leyenda femenina del Hollywood clásico, gracias a su belleza muy fotogénica, a una larga lista de películas relevantes con notables actuaciones y a un turbulento historial sentimental.

Supo explotar con maestría su turbador e innegable atractivo sexual y dio que hablar a través de sus romances polémicos. A raíz de su romance con Richard Burton (estando ambos casados con otras parejas) un periódico del Vaticano la acusó de «vagar erótico», frase que inundó los titulares de todo el mundo. Burton salió en su defensa, afirmando de ella que había tenido solamente cinco parejas, todas conocidas, mientras que otras divas de Hollywood se acostaban con cualquiera en la primera noche (si bien manteniéndolo en secreto). Otras fuentes allegadas a la actriz coinciden al describirla como bastante convencional en el amor: dicen que, si se casó ocho veces, fue porque no era proclive a aventuras fugaces y quería formalizar cada nueva relación con una boda.

Es, probablemente, la actriz que fue declarada «la más hermosa del mundo» en más ocasiones que ninguna otra, incluso superando al llamado «animal más bello del mundo», Ava Gardner. Su rostro se convirtió en símbolo de perfección durante décadas, desde su adolescencia en los años 40 hasta su madurez bien entrada la década de los 70.

Tan famosa por su carrera cinematográfica como por su vida sentimental, Liz Taylor ha sido objeto de la prensa rosa por sus constantes divorcios y matrimonios y por sus problemas de salud: consumo excesivo de alcohol, obesidad (llegó a pesar casi 90 kilos, a pesar de su corta estatura), una lesión de columna que requirió diversas operaciones y un tumor cerebral. En sus últimos años acudía a actos públicos en silla de ruedas.

Célebre también por sus labores humanitarias en la lucha contra el sida desde la muerte de su amigo Rock Hudson, colaboró con una sociedad dedicada a la lucha y la investigación de este grave síndrome. Fue por este motivo galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1992. Además ese mismo año participó en el concierto en tributo a Freddie Mercury, hablando acerca de la prevención necesaria para combatir el sida

Andy Warhol: Sombras (26 de febrero, 2016 – 2 de octubre, 2016) Museo Guggenheim Bilbao

slide-home-warhol
Andy Warhol: Sombras
26 de febrero, 2016 – 2 de octubre, 2016

El Museo Guggenheim Bilbao expone, a partir de viernes, 26 de febrero y hasta el 2 de octubre, ‘Sombras’ (1978-79) de Andy Warhol, una monumental obra de arte compuesta por 102 paneles serigrafiados de gran formato que reflejan algunas de las exploraciones del artista sobre la abstracción a través de la distintiva paleta de tonos brillantes y alegres que marcó gran parte de su obra.

Según ha informado la pinacoteca, la comisaria Lucia Agirre es la responsable de esta muestra, organizada por la Dia Art Foundation, en el Museo Guggenheim Bilbao.

A la edad de 50 años, Andy Warhol, el irreverente icono del arte Pop y cronista de toda una época, se embarcó en la producción de una obra monumental titulada Sombras (Shadows) con la ayuda de su entorno de la mítica Factory.

Los paneles de las Sombras están serigrafiados y, para entender «la radicalidad» que implican las Sombras de Warhol, es necesario detenerse, en primer lugar, en el formato de una obra concebida como una sola pintura en varias partes, cuyo número definitivo queda determinado por las dimensiones del espacio en que se instala.

Los lienzos, que fueron cubiertos con pintura acrílica antes de la impresión de la imagen, muestran la distintiva paleta de Warhol de tonos brillantes y alegres. A lo largo de las paredes del espacio se alternan el positivo y el negativo de las «sombras». A pesar de su apariencia repetitiva, el método «mecánico» de Warhol es, en realidad, totalmente manual.

Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 27 de febrero de 1863-Cercedilla, provincia de Madrid, 10 de agosto de 1923)

800px-Joaquin_Sorolla_-_Paseo_a_la_orillas_del_marJoaquín Sorolla

Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 27 de febrero de 1863-Cercedilla, provincia de Madrid, 10 de agosto de 1923) fue un pintor español. Artista prolífico, dejó más de 2200 obras catalogadas. Su obra madura ha sido etiquetada como impresionista, postimpresionista y luminista.

Cuando apenas contaba con 2 años de edad, fallecieron sus padres. Al quedar huérfanos fueron acogidos, su hermana Eugenia y él, por su tía Isabel, hermana de su madre, y su marido, de profesión cerrajero. Pasados los años, su tío intentó enseñarle, en vano, el oficio de la cerrajería, advirtiendo pronto que su verdadera vocación era la pintura. Compartió estudio en la planta baja de la calle Las Avellanas nº 12 (Valencia) con José Vilar y Torres, los hermanos Benlliure y Pinazo.

Al acabar su formación comenzó a enviar sus obras a concursos provinciales y exposiciones nacionales de bellas artes, como la de Madrid en mayo de 1881, donde presentó tres marinas valencianas que pasaron inadvertidas, pues no encajaban con la pintura oficial, de temática histórica y dramática. Al año siguiente estudió la obra de Velázquez y otros autores en el Museo del Prado. Tras visitar el Museo del Prado, Sorolla pinta en 1883 el lienzo inédito Estudio de Cristo, descubierto recientemente, donde se observa la influencia del Cristo crucificado de Velázquez.2 3 Comienza así su «etapa realista», siendo su profesor Gonzalo Salva. Por fin, en 1883, consiguió una medalla en la Exposición Regional de Valencia y, en 1884, alcanzó la gloria al conseguir la Medalla de segunda clase en la Exposición Nacional gracias a su obra Defensa del parque de artillería de Monteleón, obra melodramática y oscura, hecha expresamente para la exposición; tal y como le dijo a un colega suyo: “Aquí, para darse a conocer y ganar medallas, hay que hacer muertos.”

Cosechó otro gran éxito en Valencia con su obra El crit del palleter sobre la Guerra de la Independencia. De esta manera, fue pensionado por la Diputación Provincial de Valencia para viajar a Roma, donde, a la vez que trabajaba, conoció el arte clásico y renacentista, así como los grandes museos, contactando, además, con otros artistas.

Con su amigo, el también pintor Pedro Gil, se desplazó a París durante el primer semestre de 1885, conociendo de cerca la pintura impresionista, que produjo en él, ya de regreso en Roma, variaciones en su temática y estilo, llegando a pintar el cuadro religioso El entierro de Cristo, con el que no tuvo el éxito esperado. Toma así contacto con las vanguardias europeas, destacando el impacto que le producen las obras de los pintores John Singer Sargent, Giovanni Boldini y Anders Leonard Zorn.

Trata de blancas (1894). El autor ha de adaptarse al realismo social, dominante en los certámenes de la época. Para ello, mantiene su temática costumbrista, siendo los títulos los que aportarán la denuncia social.
En 1888 contrajo matrimonio con Clotilde García en Valencia, pero vivirían un año más en Italia, esta vez en la localidad de Asís. A esta época se le relacionan algunas de sus obras, entre ellas Vendiendo Melones(Museo Carmen Thyssen Málaga), época en la que pintaba temas costumbristas y anecdóticos, por su fácil venta, por lo general eran pequeñas acuarelas que comercializaba su marchante Francisco Jover. En 1889 se instalaron en Madrid y, en apenas cinco años, Sorolla alcanzó cierta fama y prestigio como pintor. En 1894 viajó de nuevo a París, donde desarrolló un estilo pictórico denominado «Luminismo», que sería característico de su obra a partir de entonces. Comenzó a pintar al aire libre, dominando con maestría la luz y combinándola con escenas cotidianas y paisajísticas de la vida mediterránea. En obras como La vuelta de la pesca, La playa de Valencia o Triste herencia, describió el sentimiento que producía la visión del mar Mediterráneo, comunicando el esplendor de una mañana de playa con un colorido vibrante y un estilo suelto y vigoroso. Con Triste herencia recibió, en 1900, el Grand Prix en el certamen internacional de París. Además, siguió con su pintura de denuncia social que tantos éxitos le había reportado en los últimos años con obras como Y aún dicen que el pescado es caro (1895).

A finales del año 1900, en el mes de agosto, estando en Valencia, su amigo el escultor Ricardo Causarás Casaña fue a visitar a Sorolla para pedirle que posara de modelo vivo para esculpir una estatua de terracota y yeso, algo mayor del natural, que Causarás tenía pensado exponer en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid del año 1901. Sorolla estuvo en el mes de enero de 1901 en el estudio de escultura, posando de modelo durante veinte días para su amigo Causarás, que, además de esculpir su estatua, también esculpió aparte un busto-retrato de su cabeza, solamente en terracota, y el vaciado en yeso de la mano derecha de Sorolla en posición de pintar. En el mes de mayo de 1901 la estatua Sorolla fue expuesta en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid, siendo premiada por el jurado con «Consideración de Medalla de Tercera Clase en Escultura». Posteriormente permaneció expuesta en Valencia desde 1901 hasta 1925, en la sala principal del Círculo de Bellas Artes, siendo finalmente regalada al Ayuntamiento de Valencia, que la depositó hasta mediados del mes de agosto de 1930 en los Reales Jardines de los Viveros de Valencia.

Por aquel entonces Valencia le nombró hijo predilecto y meritorio, y le fue dado su nombre a una calle. Tras muchos viajes por Europa, principalmente Inglaterra y Francia, celebró una exposición en París con más de medio millar de obras, lo que le dio un reconocimiento internacional inusitado, conociéndose su obra pictórica por toda Europa y América. Expuso su obra en Nueva York en 1909 y cosechó un éxito sin precedentes con obras como Sol de tarde o Nadadores, entre muchas otras. También lo hizo, en 1911, en el Museo de Arte de San Luis y en el Art Institute de Chicago.

En noviembre de ese mismo año firmó un encargo para la Hispanic Society of America, por el que realizaría catorce murales que decorarían las salas de la institución, y dedicados a las Regiones de España. Con esta obra realizada entre 1913 y 1919, de tres metros y medio de alto por setenta metros de largo, alzó un imborrable monumento a España, pues en ella se representaban escenas características de diversas provincias tanto españolas como portuguesas. Necesitó casi todo el año de 1912 para viajar por todo el país, haciendo bocetos y trabajos de costumbres y paisajes. De esta tarea destacan los óleos pintados en 1916 dedicados a niños y mujeres en las playas de Valencia, donde predomina la libertad de pincelada y la luz de su tierra. Algunos ejemplos son Madre e hija o Pescadora valenciana.

Retratista y académico

Otra importante faceta que desarrolló en aquellos años fue la de retratista. Posaron para él personajes como Cajal, Galdós, Machado, su paisano Vicente Blasco Ibáñez, o políticos como Emilio Castelar, el rey Alfonso XIII, el presidente William Howard Taft, además de una buena colección de retratos de su familia y algunos autorretratos.

En 1914 había sido nombrado académico, y cuando terminó los trabajos para la Hispanic Society, trabajó como profesor de composición y color en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. En 1920, mientras pintaba en el jardín de su casa uno de los muchos tediosos retratos a los que se comprometía (el de la mujer de Ramón Pérez de Ayala), sufrió una hemiplejia que mermó sus facultades físicas, impidiéndole seguir pintando. Murió tres años después en su residencia veraniega de Cercedilla el 10 de agosto de 1923.

Legado y seguidores

Más tarde, su casa de Madrid fue reabierta como Museo Sorolla. Su principal discípulo fue Teodoro Andreu.

Obra

Otra Margarita, 1892.
Etapa de formación (1863-1886)[editar]
Marina (1881).
Retrato de anciano (ca.1880)
Estudio de Cristo (1883).5
Morocotetas con naranjas (1885-1886).
¡Y aún dicen que el pescado es caro!, 1894.
Etapa de consolidación (1889-1899)[editar]
Vendiendo melones (1890) (Museo Carmen Thyssen Málaga)
Los guitarristas, costumbres valencianas (1899).
La fuente, Buñol (1890-1895).
El pillo de playa (1891).
Trata de blancas (1894).
Aún dicen que el pescado es caro (1894).
Retrato de Benito Pérez Galdós (1894).
Madre (1895).
Cosiendo la vela (1896).
Una investigación (1897).
La comida en la barca (1898).
Cordeleros de Jávea (1898).
Triste herencia (1899)
Paseo por la playa, 1909.Noria, Jávea (1900).
La niña María Figueroa vestida de menina (1901).
Retrato de Beruete (1902).
Mar y rocas de San Esteban, Asturias (1903).
Las tres velas (1903).
A la sombra de la barca, Valencia (1903-1904).
Autorretrato (1904).
Mis hijos (1904).
El niño de la barquita (1904).
El Pescador (1904).
Nadadores, Jávea (1905).
Rocas de Jávea y el bote blanco (1905).
Retrato de Santiago Ramón y Cajal (1906).
Instantánea, Biarritz (1906).
María Guerrero (1906).
Tormenta sobre Peñalara, Segovia (1906).
María convaleciente (1907).
Aldeanos Leoneses (1907).
Saltando a la comba, La Granja (1907).
Fuente del Alcázar de Sevilla (1908).
Pescadora con su hijo, Valencia (1908).
Reflejos de una fuente (1908).
Paseo a orillas del mar (1909).
El baño del caballo (1909).
Chicos en la playa (1910).
Clotilde con traje de noche (1910).
Bajo el toldo, plaza de Zarauz (1910).
Jardines de Carlos V, Alcázar de Sevilla (1910).
Jardín de los Adarves, Alhambra de Granada (1910).

Etapa final (1911-1920)

Retrato de Raquel Meller, 1918.»Perro de familia o perro familiar» (1911)
Después del baño (1911).
Fifth Avenue, Nueva York (1911).
La Siesta (1912).
Tipos del Roncal (1912).
Visión de España: «Castilla: la fiesta del pan» (1913)
«Sevilla: Los nazarenos» (1914)
«Aragón: La jota» (1914)
«Navarra: El concejo del Roncal» (1914)
«Guipúzcua: Los bolos» (1914)
«Andalucía: El encierro» (1914) Garrochista. Sevilla. (1914)
«Sevilla: el baile» (1915)
«Sevilla: Los toreros» (1915)
«Galicia: La romería» (1915)
«Cataluña: El pescado» (1915)
«Valencia: Las grupas» (1916)
«Extremadura: El mercado'(1917)
«Elche: El palmeral’ (1918-1919)
«Ayamonte. La pesca del atún» (1919)
Jardín del Museo Sorolla, Madrid.Lavanderas de Galicia (1915).
Pescadoras valencianas (1915).
Niña entrando en el baño (1915)
Jardín de la Casa Sorolla (c. 1916).
La bata rosa (1916).
El patio de Comares, la Alhambra de Granada (1917).
Capilla de la finca de Láchar (1917).
Rompeolas, San Sebastián (1917-1918).
Joaquín Sorolla y García sentado (1917).
Patio de la casa Sorolla (1917).
Retrato de Raquel Meller (1918).
Alberca del Alcázar de Sevilla (1918).
Jardín de la casa Sorolla (1918-1919).
Helena en la cala de San Vicente, Mallorca (1919).
Jardín de la casa Sorolla (1920).

Todo está ya preparado para la 88ª edición de los premios de la Academia de Hollywood (28 de febrero)

650_1200
Todo está ya preparado para la 88ª edición de los premios de la Academia de Hollywood

Este próximo domingo 28 de febrero tendrá lugar la gala de entrega de la 88ª edición de los premios Oscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y muchos seguidores de este evento están interesados en conocer el horario de la ceremonia El Canal 24 horas emite un programa especial a partir de las 22.30h. A partir de las 23.30 horas se podrá ver en #0 y en Canal+ Estrenos el programa especial ‘La Noche de los Oscar’. A las 1.00 horas, ya solo en Canal+ Estrenos, se dará paso a la conexión oficial de la cadena ABC desde la alfombra roja del Dolby Theatre en Los Ángeles.

 

A través del mismo Canal +Estrenos se conectará con el inicio de la gala a las 2.30 horas. Este año será presentada por el cómico Chris Rock, que tendrá que lidiar con una edición polémica por la falta de diversidad entre los nominados.

La bailarina Tamara Rojo, condecorada por el príncipe Carlos de Inglaterra por su contribución a la danza

jp-tamara-rojo-bio-red_1000
La bailarina Tamara Rojo, condecorada por el príncipe Carlos de Inglaterra por su contribución a la danza

La artista recibió la prestigiosa medalla de la Orden del Imperio Británico

La bailarina y directora artística del Ballet Nacional inglés desde el año 2012, la española Tamara Rojo, ha sido condecorada por orden de la reina Isabel II con una de las distinciones de más prestigio para un extranjero en Inglaterra. Ha sido el príncipe Carlos el encargado de imponer a la artista la medalla de la Orden del Imperio Británico, que ha recibido en el grado de Comandante, el tercero en importancia en una escala de seis, y que poseen los actores Benedict Cumberbatch, Kevin Spacey o Colin Firth; el científico, Stephen Hawking, o los músicos Rod Stewart y Eric Clapton, entre otros.

“Ha sido un gran honor y una experiencia maravillosa”, afirmó una de las bailarinas y coreógrafas más destacadas a nivel mundial. La distinción se le ha concedido por su contribución a la danza y, tal y como ella aseguró: “Le debo mucho al Reino Unido, pues me ha brindado muchas oportunidades, una gran realización personal y felicidad en los 18 años en los que ha sido mi casa”.

Tras cinco años en la compañía de danza Víctor Ullate (1991-1996), Tamara cruzó el Canal de la Mancha y se convirtió en 1997 en bailarina principal del Ballet Nacional inglés, para después pasar, en el año 2000, al Royal Ballet, también como bailarina principal. En septiembre de 2012, Rojo regresó al Ballet Nacional para compaginar la dirección con la danza por primera vez. Durante su exitosa trayectoria, ha participado como artista invitada en montajes del Ballet de Tokio, el Ballet Kirov y el Ballet Nacional de Cuba, entre otros.

26 de Febrero de 2016 by hola.com

Seal i Diana Krall primers noms confirmats del Festival Castell de Peralada (23 i 30 de juliol)

Seal i Diana Krall primers noms confirmats del Festival Castell de Peralada.

ff0035720d3e217fff4ef4844455c020_DianaKrall_OK_230_max ff0035720d3e217fff4ef4844455c020_Seal_OK_230_max

 

 

 

 

 

 

Les balades del cantautor britànic Seal i la gran dama del jazz internacional Diana Krall protagonitzaran dues de les nits de la 30ª edició del Festival Castell de Peralada.

Únics concerts a Catalunya el 23 i 30 de juliol a l’Auditori del Parc del Castell.

Seal presenta el 23 de juliol a a les 22h a l’Auditori Parc del Castell el seu darrer àlbum 7, un treball que el reuneix amb el seu antic col·laborador, el productor Trevor Horn. Des del començament de la seva carrera, s’ha centrat en la recerca creativa expressant l’experiència complerta de l’amor, a través de la cançó. Ara, arriba al Festival de Peralada, per primera vegada, amb un treball discogràfic en el que captura meravellosament diferents dinàmiques de l’amor com la ira, l’acceptació, l’alegria, la tristor o la imprudència, diverses formes d’emocions que desemboquen en sentiments i les coses boges que fa fer l’amor i que van directes al cor. Aquest és el primer àlbum que el cantant britànic publica des que es va divorciar de la model Heidi Klum, l’any 2005. Les cançons de 7 parlen de com se sent una persona quan ha viscut una història d’amor que ha fracassat deixant un gran buit i d’una persona ferida que ha deixat quelcom molt important enrere.
Aquest cantautor, amb una veu inimitable, compta en el seu palmarès amb quatre premis Grammy i tres premis Brit Awards, a més de nombrosos reconeixements. Des del començament de la seva carrera, ha venut a tot el món més de 30 milions de discos. Entre els seus grans èxits destaca la cançó Kiss from a Rose, banda sonora de la pel·lícula Batman Forever.

El 30 de juliol a les 22h a l’Auditori Parc del Castell Diana Krall oferirà un concert per presentar el seu darrer treball discogràfic Wallflower (Universal), dins de la gira que està fent arreu del món. Krall ja va actuar al Festival de Peralada el 2008 i ara torna per celebrar el 30 Aniversari del Festival.
Serà un concert en el qual el públic de l’Auditori del Parc del Castell de Peralada, tindrà la oportunitat de gaudir d’una de les vocalistes més destacades del jazz actual.
Parlar de Diana Krall és parlar d’una de les artistes que més ha contribuït al jazz dels nostres temps, apropant el millor del gènere al gran públic. Guanyadora de cinc premis GRAMMY i vuit premis JUNO, Diana presentava el passat mes de febrer el seu nou àlbum, Wallflower, produït per David Foster. Una vegada més, trobem una Diana Krall que va més enllà de la interpretació de cadascuna de les seves noves cançons. En aquest concert presenta grans temes del pop de tots els temps, des de clàssics dels anys 60 fins a cançons actuals, i fins i tot un tema inèdit de Paul McCartney If I Take You Home Tonight, tots ells interpretats amb l’elegància indiscutible que només una gran artista sap oferir.

Wallflower World Tour, nom que rep la seva gira mundial, vindrà carregada de clàssics del pop com California Dreamin de The Mamas and the Papas, Desperado d’Eagles o el Wallflower de Bob Dylan, entre molts altres. La seva admiració per Elton John queda també demostrada en aquest nou treball, on no faltarà Sorry Seems to Be The Hardest Word, un tema que forma part de la seva vida, des que essent una adolescent va escoltar per primer cop l’àlbum Blue Moves.
En el seu retorn a Peralada, la veu i piano de la canadenca Diana Krall estaran acompanyats a l’escenari per Anthony Wilson (guitarra), Robert Hurst (baix) i Karriem Riggins (bateria).

Seal i Diana Krall es sumen al cartell de la 30 edició del Festival Castell de Peralada, que el passat mes de gener ja va presentar el seu nou projecte operístic: Turandot de Puccini, amb direcció d’escena a càrrec de Mario Gas i que es podrà veure les nits del 6 i 8 d’agost a l’Auditori Parc del Castell.

Les entrades es posen avui a la venda a partir de les 16h a : www.festivalperalada.com

EL GUITAR BCN 2016 COMPLETA LA SEVA PROGRAMACIÓ AMB GRANS NOMS ZAKK WYLDE, LISA FISCHER I ANDRÉS CALAMARO S’AFEGEIXEN A CARTELL

Capturadepantalla2016-02-25alas18_00_53_180110
EL GUITAR BCN 2016 COMPLETA LA SEVA PROGRAMACIÓ AMB GRANS NOMS

ZAKK WYLDE, LISA FISCHER I ANDRÉS CALAMARO S’AFEGEIXEN A CARTELL

LUDOVICO EINAUDI EXHAUREIX LES ENTRADES I TORNARÀ PER ACOMIADAR EL FESTIVAL EL 18 DE JULIOL

L’edició 2016 del Guitar BCN afegeix 4 nous concerts al cartell, per a completar una de les millors programacions de la seva història.

L’aclamat guitarrista Zakk Wylde, un dels màxims referents mundials en el terreny del hard rock (Ozzy Osbourmne, Black Label Society…), presentarà el seu segon àlbum en solitari a BARTS el 14 de juny.

A més, la vocalista Lisa Fischer, ben coneguda per la seva inestimable aportació soul a les gires de The Rolling Stones (i la seva aparició al oscaritzat documental 20 feet from stardom) arribarà a la sala del Paral·lel el 18 de maig.

D’altra banda, l’inimitable Andrés Calamaro debutarà al Palau de la Música Catalana el 7 de juny. L’argentí presentarà un especialíssim format de piano i veu per estrenar Romaphonic Sessions, el seu nou volum de Grabaciones Encontradas, que inclou un repertori de luxe amb temes propis i clàssics de Gardel i Piazzola, entre d’altres.

Finalment, després de l’impressionant acollida del seu concert al Gran Teatre del Liceu (entrades exhaurides amb setmanes d’antelació), el pianista i compositor Ludovico Einaudi tornarà a Barcelona al capdavant del seu sextet per protagonitzar el concert de cloenda del festival el 18 de juliol a l’Auditori del Fòrum.

Entrades demà divendres a la venda a theproject.es
_________________________________________________

EL GUITAR BCN 2016 COMPLETA SU PROGRAMACIÓN CON GRANDES NOMBRES

ZAKK WYLDE, LISA FISCHER Y ANDRÉS CALAMARO SE AÑADEN AL CARTEL

LUDOVICO EINAUDI AGOTA LAS ENTRADAS Y VOLVERÁ PARA DESPEDIR EL FESTIVAL EL 18 DE JULIO

La edición 2016 del Guitar BCN añade 4 nuevos conciertos al cartel, para completar una de las mejores programaciones de su historia.

El aclamado guitarrista Zakk Wylde, uno de los máximos referentes mundiales en el terreno del hard rock (Ozzy Osbourmne, Black Label Society…), presentará su segundo álbum en solitario en BARTS el 14 de junio.

Además, la vocalista Lisa Fischer, bien conocida por su inestimable aportación soul en las giras de The Rolling Stones (y su aparición en el oscarizado documental 20 feet from stardom) llegará a la sala del Paral·lel el 18 de mayo.

Por otro lado, el inimitable Andrés Calamaro debutará en el Palau de la Música Catalana el 7 de junio. El argentino presentará un especialísimo formato de piano y voz para estrenar Romaphonic Sessions, su nuevo volumen de Grabaciones Encontradas, que incluye un repertorio de lujo con temas propios y clásicos de Gardel y Piazzola, entre otros.

Finalmente, tras la impresionante acogida de su concierto en el Gran Teatre del Liceu (entradas agotadas con semanas de antelación), el pianista y compositor Ludovico Einaudi volverá a Barcelona al frente de su sexteto para protagonizar el concierto de clausura del festival el 18 de julio en el Auditori del Fòrum.

Entradas mañana a la venta en theproject.es

INDEPENDENT LABEL MARKET!! 19 i 20 de març

ILM_Barcelona_poster_v4
INDEPENDENT LABEL MARKET!!

Esta feria discográfica con sede en Londres, L.A., Berlín y Hamburgo llega por fin a Barcelona esta primavera. El espacio CREC (Carrer de Blesa, 27 Poble Sec) ha sido el elegido para acoger la primera edición de ILM los días 19 y 20 de marzo. Serán dos jornadas llenas de música, street food y cerveza artesana para disfrutar en la mejor compañía. ¡¡Os esperamos a todos!!

Para ir abriendo boca, ¡¡aquí os dejamos las últimas confirmaciones!!
More info coming soon…

LA CND RET HOMENATGE A GRANADOS AMB L’ESTRENA ABSOLUTA D’ANHELOS Y TORMENTOS AL LICEU (4, 5, 6 i 9 de març de 2016)

c31b98586dLA CND RET HOMENATGE A GRANADOS AMB L’ESTRENA ABSOLUTA D’ANHELOS Y TORMENTOS AL LICEU

El ballarí i coreògraf búlgar Dimo Kirilov firma la nova creació que es veurà per primera vegada al Liceu

La Compañía Nacional de Danza, sota la direcció artística de José Carlos Martínez, presenta 3 coreografies més: The Vertiginous Thrill of Exactitude, In The Night i Raymonda Divertimento

 

La Compañía Nacional de Danza estrena al Liceu el proper 4 de març una peça de nova creació que ret homenatge al compositor Enric Granados en el centenari de la seva mort. Anhelos y Tormentos, que compta amb la coreografia de Dimo Kirilov, es podrà veure per primera vegada el proper 4 de març al Liceu. The vertiginous thrill of exactitude, In the night i Raymonda divertimento. La CDN, sota la direcció artística de José Carlos Martínez, aposta en aquest espectacle per la mixtura de coreografies clàssiques i contemporànies amb composicions de Schubert, Chopin i Glazunov.

Anhelos y Tormentos és una peça per a 8 ballarins, contemporània i poètica, amb la pianista Rosa Torres-Pardo en directe a l’escenari. El coreògraf parteix d’algunes característiques o qualitats del romanticisme i neoromanticisme, tot explorant la vessant passional enfront la racional. L’originalitat, l’anhel de llibertat, la sensibilitat, la subjectivitat i el misteri són alguns dels valors que es podran veure representats en aquesta coreografia que veurà la llum al Liceu.

In The Night del coreògraf Jerome Robbins, peça estrenada el 1970, suposa també una premiere per la Compañía Nacional de Danza al Liceu on tres parelles de personalitats ben contrastades exploren els subtils drames de la dansa. Un escenari en penombra amb quatre dels nocturns del compositor, Frederick Chopin. Muntat emprant el moviment final de la novena simfonia de Schubert, The Vertiginous Thrill of Exactitude, també estrena per la companyia, utilitza tot l’arsenal del repertori del ballet clàssic amb coreografia de William Forsythe: tutú, sabatilles de punta, virtuosisme i lirisme, i una relació amistosa amb els ballarins del sexe oposat. L’última coreografia és el ballet Raymonda Divertimento, amb música de Alexandr Glazunov i coreografia de José Carlos Martinez sobre l’original de Marius Petipa i la visió de Rudolf Nureiev. La coreografia desplega els seus tres actes una Edat Mitjana convencional, amb herois que van a les Croades. En la batalla, el cavaller Jean de Brienne haurà de salvar la seva promesa Raymonda de les urpes dels sarraïns.

«ESTAMOS MEJOR QUE NUNCA» – Santi Millán i Javi Sancho (del 26 de febrer al 3 d´abril) Club Capitol

238504_878199_1449854094646«ESTAMOS MEJOR QUE NUNCA» – Santi Millán i Javi Sancho

Per la compra de la teva entrada per al nou espectacle de Santi Millán et regalem l’actuació de Javi Sancho*
*Promoció vàlida fins que al Santi se li acabi la paciència.

Després de tres anys passejant-se per tots els teatres d’Espanya amb el seu espectacle «Santi Millán Live», aquesta particular parella còmica torna a la càrrega amb dosis renovades d’ironia, bon humor i capacitat d’autocrítica amb Estamos mejor que nunca.

El Santi Millán, tot i tenir ja una edat, presumeix de posseir una salut de ferro i trobar-se en la millor etapa de la seva vida; parodiant-se a si mateix i a les seves múltiples obsessions: esport, dones, sèries, mascotes, llibres d’autoajuda… res s’escapa del radar d’un Millán en la plenitud de la vida.

El Javi Sancho s’uneix al show gairebé d’amagat, sumant-se a una festa a la qual no ha estat convidat. No passa res, és la seva sinó. La gestió del fracàs no té secrets per a aquest jove còmic, que ha estat fonamental en la vida de milions de persones. Llàstima que encara no s’han adonat. El Millán és un d’ells i encara que li costi de creure, el Javi està aquí per petar-ho molt.

Et garantim que si no et sents millor que mai, almenys t’ho passaràs millor que mai.

Monologuistes: Santi Millán i Javi Sancho

Durada: 90 min

Presentació i exposició – 100 curiositats zoològiques 01 / 03 / 2016 (19:00 h – Llibreria Altaïr)

imagen okPresentació i exposició – 100 curiositats zoològiques

01 / 03 / 2016 (19:00 h – Llibreria Altaïr)

LLIBRERIA ALTAÏR
Gran Vía, 616

Amb Eduard Martorell, Gábor Somssich i Pep Bernadas

 

Quins són els animals més cosmopolites? Quants anys pot viure la preuada llagosta? Hi ha refugis marins per a taurons? Quin percentatge de genoma compartim amb les altres espècies de grans primats? 100 curiositats zoològiques. Del podòmetre de les formigues a les immersions dels catxalots (Cossetània, 2016) es un llibre ideal per a tot lector que desitgi submergir-se dins del complex i riquíssim món animal i comprendre l’essència de la nostra espècie. El llenguatge senzill i proper dels textos d’Eduard Martorell -biòleg, professor de didàctica de les ciències experimentals a l’Universitat Internacional de Catalunya, editor del segell editorial de Text–La Galera i autor de diversos llibres de text i divulgació científica així com articles de natura per a Cavall Fort- i les magnífiques il·lustracions de Gábor Somssich, arquitecte de professió i naturalista vocacional, converteixen aquesta obra en un instrument divulgatiu apte per a grans i petits.
Presentarà l’acte en Pep Bernadas, co-fundador d’Altaïr i editor d’Altaïr Magazine.

Coincidint amb la presentació, a les 18:00h, s’inaugurarà al Cafè d’Altaïr una exposició de làmines realitzades per Gàbor Somssich a partir dels dibuixos del llibre.