Madama Butterfly fue estrenada el 17 de febrero de 1904 en La Scala de Milán


Hohenstein_Madama_Butterfly

Madama Butterfly

Madama Butterfly (título original en italiano; en español, Señora Mariposa) es una ópera en tres actos (originariamente en dos actos) con música de Giacomo Puccini y libreto en italiano de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica. Puccini basó su ópera en parte en el cuento “Madame Butterfly” (1898) de John Luther Long, que fue dramatizada por David Belasco. Puccini también se basó en la novela Madame Chrysanthème (1887) de Pierre Loti. Según un estudioso, la ópera se basó en acontecimientos que realmente ocurrieron en Nagasaki a principios de los años 1890.

Puccini escribió cinco versiones de la ópera. La versión original de la ópera, en dos actos, fue estrenada el 17 de febrero de 1904 en La Scala de Milán. Obtuvo muy mala recepción por parte de público y crítica, a pesar de la presencia de destacados cantantes como la soprano Rosina Storchio, el tenor Giovani Zenatello y el barítono Giuseppe De Luca en los roles principales. Esto se debió en gran medida a que se acabó tardíamente y al tiempo de ensayo inadecuado. Puccini retiró la ópera y la reescribió notablemente, dividiendo el segundo acto en dos y haciendo otros cambios. La segunda versión revisada que conquistó a la audiencia se estrenó en Brescia el 28 de mayo de 1904.5 Fue esta segunda versión la que se estrenó en los Estados Unidos en 1906, primero en inglés el 15 de octubre de 1906 en el Teatro Columbia de Washington D. C., y después el 12 de noviembre del mismo año en el Teatro Garden de Nueva York,6 por la Compañía de Ópera Inglesa de Henry Savage (así llamada porque interpretaba en traducciones al inglés).

Se estrenó en Argentina el 2 de julio de 1904 en el Teatro de la Ópera, Buenos Aires. En 1908 se estrenó en el nuevo Teatro Colón, representándose por 29 temporadas. En Londres su primera representación en el Reino Unido se dio el 10 de julio de 1905 en la Royal Opera House, Covent Garden.

En 1906, Puccini escribió una tercera versión, que se interpretó en la Metropolitan Opera de Nueva York. El estreno en el Met el 11 de febrero de 1907 contó con la presencia de Puccini y cantaron Geraldine Farrar y Enrico Caruso. En el Met se ha representado 818 veces entre 1907 y 2009, siendo la sexta ópera más popular del repertorio. En 1907, Puccini hizo varios cambios en la partitura orquestal y vocal, y esta se convirtió en la cuarta versión, que se representó en París.

Finalmente en 1907, Puccini hizo su revisión final de la ópera en una quinta versión,9 que se conoce ya como la “versión estándar”. Hoy, la versión estándar es la que se interpreta más a menudo en el mundo. Sin embargo, la versión original de 1904 también se representa ocasionalmente.

Madama Butterfly se estrenó en España en el Teatro del Bosc de Barcelona en agosto de 1907. En noviembre de ese año llegó al Teatro Real de Madrid, donde se representó 72 veces desde entonces hasta julio de 2007, cuando fue dirigida por Plácido Domingo. En el Teatro del Liceo se estrenó en 1909 y se representó 152 veces hasta 2007. En el Teatro de la Zarzuela se representó 18 veces entre 1965 y 1991. En 1968, el elenco fue protagonizado por Montserrat Caballé, Norma Lerer, Bernabé Martí y Manuel Ausensi.

La primera representación australiana se presentó en el Theatre Royal de Sídney el 26 de marzo de 1910, protagonizada por Amy Castles.

Entre 1915 y 1920, la cantante de ópera más conocida de Japón Tamaki Miura obtuvo fama internacional por sus representaciones como Cio-Cio San. Su estatua, junto con la de Puccini, puede encontrarse en el Jardín Glover en Nagasaki, la ciudad donde se ambienta la ópera.

Debido a las connotaciones negativas del personaje del teniente yanqui Pinkerton, la ópera fue suspendida en Estados Unidos durante los años de la Segunda Guerra Mundial en el enfrentamiento bélico entre Japón y Estados Unidos.

Butterfly es un hito en el repertorio operístico para compañías de todo el mundo y aparece como la 8.ª en la lista Operabase de las óperas más representadas por todo el mundo.10 la cuarta de Italia y la tercera de Puccini, después de La bohème y Tosca. Ha sido dirigida en los escenarios incluso por directores de cine, como por ejemplo, Ken Russell, Harold Prince y Anthony Minghella, autor de una controvertida puesta en escena en Londres y Nueva York.

Cio-Cio San (Madama Butterfly) soprano Rosina Storchio Solomiya Krushelnytska
Suzuki, su doncella mezzosoprano Giuseppina Giaconia Giovanna Lucacevska
B. F. Pinkerton, teniente de marina de los EE.UU. tenor Giovanni Zenatello Giovanni Zenatello
Sharpless, cónsul estadounidense en Nagasaki barítono Giuseppe De Luca Virgilio Bellatti
Goro, un casamentero tenor Gaetano Pini-Corsi Gaetano Pini-Corsi
Príncipe Yamadori tenor12 Emilio Venturini
El Bonzo, tío de Cio-Cio San bajo Paolo Wulmann13
Yakuside, tío de Cio-Cio San bajo Antonio Volpini13
El comisionado imperial bajo Viale
El registrador oficial bajo Gennari
Madre de Cio-Cio San mezzosoprano Tina Alasia
La tía soprano Ghissoni
La prima soprano Palmira Maggi
Kate Pinkerton mezzosoprano Manfredi
Dolore (“Dolor”), hijo de Cio-Cio San papel mudo
Parientes, amigos y servidores de Cio-Cio San

Lugar: Nagasaki
Tiempo: finales del siglo XIX o principios del XX

En 1904, un oficial de la Armada estadounidense, a bordo del USS Abraham Lincoln, llamado B. F. Pinkerton alquila una casa sobre una colina en Nagasaki, Japón, para él y su novia, la quinceañera apodada Butterfly, que en realidad se llama Cio-Cio-San. Ha conseguido a la muchacha en matrimonio a través del casamentero Goro. Para ella, es un casamiento de por vida, pero para Pinkerton sólo se trata de una aventura fuera de su país. Él pretende, en secreto, divorciarse de ella una vez que encuentre una esposa estadounidense adecuada, pues las leyes de divorcio japonesas son muy laxas. La boda tendrá lugar en la casa, y Butterfly está tan animada por casarse con un estadounidense que antes, ella se convierte secretamente del budismo al cristianismo. Su tío Bonzo, un monje budista, descubre la conversión, va a la casa, la maldice y ordena a todos los invitados que se vayan, lo que hacen todos al tiempo que reniegan de ella. Butterfly y Pinkerton se casan de todas formas; tienen su apasionada, primera noche de amor (dúo Vogliatemi bene).

Acto 2

Tres años después, Butterfly aún espera que Pinkerton vuelva de Estados Unidos, pues la dejó poco después de su boda. Su criada Suzuki intenta convencerla de que él no volverá, pero ella no la escucha y en un apasionado intento por convencerle de lo contrario, canta su gran aria (Un bel dí vedremo). Goro (el casamentero que arregló el matrimonio) sigue intentando casarla de nuevo, pero ella no lo escucha tampoco pese a la pobreza extrema que atraviesa. El cónsul norteamericano, Sharpless, llega a la casa con una carta que le ha enviado Pinkerton, en la que le pide que le explique a Butterfly que el volverá a Japón, pero no con la intención de estar con ella. Él comienza a leer la carta, pero no puede decidirse a acabarla pues Butterfly se altera demasiado al oír que Pinkerton regresa y para prepararla para la verdad, Sharpples le cuestiona qué haría con su vida si Pinkerton decidiese no volver jamás, a lo que con una seriedad impetuosa ella responde que solo podría volver a divertir a la gente con sus canciones o bien, morir.

Sharpples trata de convencerla de que se case con el rico Yamadori, un príncipe que la pretende y es entonces que Butterfly le revela que tuvo un hijo de Pinkerton, producto de su noche de bodas y también le dice que podrá olvidarla a ella pero no a su hijo. Pinkerton ignora por completo los hechos. El cónsul perplejo promete informar a Pinkerton del asunto y trata de persuadirla a casarse con Yamadori. Ella ordena que se retire. El comprende, sin embargo permanece en la casa al ver que Butterfly desolada toma al niño en sus brazos y canta su dolorosa aria “Che tua madre dovrá”, en la que explica que sin dinero y sin un marido que la proteja, ella tendrá que pedir dinero en las calles y cantar, en su razonamiento llega a la conclusión de que haría todo menos “ese oficio deshonrado” (puede interpretarse bien como prostitución), en su total delirio y desesperación dice preferir acabar con su vida. Sharpples conmovido siente desmayarse y pregunta con dulzura al niño su nombre, ella responde por él “Su nombre es Dolor”. Sharpples se retira y Butterfly corre a observar con un catalejo por la ventana hacía el oceano, ella divisa una nave con bandera estadounidense que dice “Abraham Lincoln” (el barco que dirige Pinkerton), siente triunfar su amor por verlo volver y le pide a Suzuki que llenen de flores del árbol de cerezas, melocotonero, violetas, jazmines, etc… todo el lugar para que la llegada de Pinkerton sea en primavera como el prometió. Aquí comienza la parte más triste de la ópera.

Suzuki, Dolore y Butterfly están expectantes a la llegada del barco toda la noche, llega el amanecer y Butterfly cae rendida y duerme.

Acto 3

Suzuki se despierta por la mañana y Butterfly finalmente se duerme. Llegan Sharpless y Pinkerton a la casa, junto con la nueva esposa estadounidense de Pinkerton, Kate. Han venido porque, al enterarse de la existencia del hijo deciden recogerlo para criarlo en los Estados Unidos. Cuando Pinkerton ve cómo Butterfly ha decorado la casa para su regreso, se da cuenta de que él ha cometido un gran error. Admite que es un cobarde y no puede enfrentarse a ella, de manera que Suzuki, Sharpless y Kate le dan la noticia a ella. Ella se muestra conforme con entregar al niño si Pinkerton viene él mismo a verla. Mientras tanto, ella se disculpa con una estatua de Buda, luego se despide de su hijo y le tapa los ojos (Tu tu piccolo iddio). Luego se retira a sus habitaciones y se suicida con el cuchillo de su padre. Ella se tambalea, besa a su hijo y muere. Pinkerton se apresura a entrar, pero es demasiado tarde.