LAGOM. La receta sueca para alcanzar el equilibrio en tu vida


LAGOM
LA RECETA SUECA PARA ALCANZAR EL EQUILIBRIO EN TU VIDA
Linnea Dunne
Después del éxito del Hygge, llega la nueva tendencia escandinava: el Lagom, el arte de vivir con lo justo.

portada___201707041025

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ni demasiado poco ni en exceso, en su justa medida

El “estilo sueco” se ha puesto de moda en todo el mundo, pero va mucho más allá de una forma de decorar la casa (“tipo Ikea”) o de vivir con un nivel de bienestar envidiable. Los suecos han hecho de la “moderación” el eje central de una forma de vivir que abarca su relación con la naturaleza, la vida en familia, el interiorismo, la forma de consumo primando lo práctico sobre lo ostentoso, la discreción en las relaciones personales, el compromiso medioambiental, la equidad en lo social… Y los suecos lo definen con una palabra sin traducción exacta al castellano: LAGOM. Es hora de dar a nuestra vida un estilo LAGOM:

 Reducir nuestro impacto ambiental
 Mejorar el equilibrio entre trabajo y vida privada
 Lograr que nuestra casa esté siempre ordenada
 Consumir de forma más consciente
 Cuidar la relación con nuestros seres queridos
 Cultivar nuestra propia comida
 Realizar ejercicio físico en la naturaleza
 Vivir de forma más feliz y equilibrada

¿QUÉ ES EL LAGOM?

El equilibrado estilo de vida sueco
Los suecos tal vez no sean los más felices del mundo, pero siempre no los encontramos entre los diez primeros países del mundo en el ranking de la felicidad. Es un tipo de felicidad LAGOM: ni exaltado ni eufórico, comedido y nada jaztancioso… y es que para los suecos, el secreto de la felicidad sostenible y verdadera está en el equilibrio.

Tras exportar a todo el mundo el estilo de interiorismo sueco que ha unificado las casas de casi todo el planeta, ahora los suecos triunfan imponiendo en todo el mundo su estilo de vida lagom, que reclama la felicidad humilde y sencilla. El lagom está basado en el equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida, sin despilfarrar, sin excedernos.

Este libro es un “manual” indispensable para saber por qué los suecos viven tranquilos y aparentemente felices, sin hacer ostentación de nada. Algo que todos conocemos, como es IKEA, podría ser un buen ejemplo del estilo lagom: les basta con lo básico y el lujo está en el confort y ser prácticos. Este libro nos habla precisamente de qué es el lagom, por qué deberíamos darle importancia y, si lo hacemos, cómo podemos adoptarlo para nuestra vida ¿estamos preparamos para “lagomizar” nuestras vidas?.

QUÉ SIGNIFICA LAGOM

“Lagom” no tiene equivalente en castellano, pero más o menos viene a significar “ni demasiado ni demasiado poco; lo justo”. Se cree que la palabra proviene del témino vikingo laget om (literalmente, “alrededor del equipo”) y que deriva de la costumbre de pasar un cuerno de hidromiel de mano en mano asegurándose de que hay la cantidad justa para que todo el mundo pueda tomar un sorbo. Pero, si bien la anécdota puede que dé en el clavo, la verdadera etimología de la palabra apunta a una antigua forma de la palabra lag, un tipo de ”ley” del sentido común”.

UN POCO DE SUECO, PARA SER MÁS FELICES

Fika, fredagsmys, Lopis, “Pyttipanna” lördagsgodis, Sportlov, Motion, Friufsliv, Allemansräten… son palabras casi impronunciables de las que oiremos hablar mucho de ahora en adelante. Son palabras “Lagom”, y hablan de un nuevo estilo de vida.

En su forma más simple, la palabra describe algo que es “lo suficiente” o “lo justo., como por ejemplo la cantidad correcta de leche en el café o la presión perfecta para un masaje. Más allá del mundo material, se vuelve algo mucho más sofisticado e implica que el equilibrio ha alcanzado la perfección y se basa en una serie de códigos sociales.

Lagom es, por ejemplo:

– Aceptar la invitación a pasar el fin de semana en casa de un amigo pero llevar tus propias sábanas porque es justo compartir el peso de hacer la colada;
– Es tener derecho a quedarse en casa si tienes a un niño enfermo, sin que afecte al sueldo, pero sin abusar nunca de ese derecho.
– Lagom es comprar un coche práctico aunque no sea el vehículo más bonito.
– Es pintar solo una pared que destaque en el salón y dejar el resto de color blanco porque pintar toda la sala sería demasiado.
– Es pintarse los labios de un rojo vivo pero maquillarse el resto de manera discreta.
– Lagom es pedir una hamburguesa pero sin las patatas fritas porque la moderación es una virtud.
– O es montar una cena usando solo sobras porque desperdiciar es un pecado mortal.

Los efectos del lagom, en realidad, vienen dando que hablar desde mucho antes de la llegada del calentamiento global, las redes sociales y un mundo laboral que no descansa. A veces descrita como una utopía para las familias, Suecia es un país con una amplia clase media y un sólido estado del bienestar. La inmensa mayoría disfruta de una gran calidad de vida, y hay un equilibrio en todo, desde la educación gratuita hasta los extensos planes de reciclaje.

LOS BENEFICIOS DEL ESTILO LAGOM

Para nuestro equilibro interior y el espacio que nos rodea
El mantra de aspirar a “lo justo” en todo momento viene acompañado de beneficios para nuestro mundo psicológico y emocional interior, así como para la sociedad en general. Se trata de brindar a nuestra conciencia la amplitud necesaria para existir y aportar el espacio suficiente para el cambio y el desarrollo.

#1: Espacio físico
Un consumo moderado y consciente hace más fácil tener un hogar despejado, que se convierte en un lugar más tranquilo. Además, con un diseño escandinavo minimalista, tal vez no quieras ni salir de casa.
#2: Espacio mental
Cuando uno aprende a distanciarse y a hacer que su mente deje de dar vueltas frenéticas, puede vivir la vida de una manera más auténtica y centrada, aceptando y afrontando las experiencias, tanto buenas como malas, y estando plenamente presente tanto en el trabajo como en casa.
#3: Mejora económica
A medida que crece la consciencia no solo de las necesidades personales, sino también de las del planeta, es probable que uno consuma menos, a la vez que aprende a cuidar de sus recursos y a ser ahorrativo con ellos.
#4: Sensación de pertenencia
Desde una mejor relación con los vecinos hasta la confianza en las responsabilidades colectivas y compartidas de la sociedad, una actitud lagom puede ayudarte a sentirte parte de algo más grande y proporcionarte una razón de ser.

ALGUNAS PALABRAS QUE NOS AYUDAN A PRACTICAR EL LAGOM

FREDAGSMYS: Disfrutar del tiempo libre con las personas que amas
¿En qué consiste el fredagsmys? Bueno, por un lado, implica el equilibrio, alimentación sana y acostarse temprano los días de cada día y sobre todo hacer sencillamente lo que a uno le apetece. De hecho, el fredagsmys sirve de excusa para casi cualquier cosa, siempre y cuando no implique demasiado esfuerzo. Ninguna comida es demasiado básica ni demasiado precocinada para el fredagsmys, ningún programa de televisión es demasiado mortíferamente superficial. Si estás cómodo y te has olvidado de las preocupaciones, es que lo estás haciendo bien

IGUALDAD Y VIDA FAMILIAR
¿SABÍAS QUE…?
El porcentaje de mujeres que trabajan en Suecia es el más alto de la Unión Europea, con un 78,3%.
Los países con mayor igualdad de género también suelen puntuar más alto que otros en la escala de felicidad.
A las empresas con mayor igualdad de género les va mejor: sus empleados son más felices y presentan baja rotación de personal, altas tasas de retención, mayor satisfacción en el trabajo y mayores tasas de productividad.
Por otra parte, las parejas más igualitarias son más felices, y eso no va solo por los padres, sino también por sus hijos, si los tienen. Los niños obtienen mejores resultados en la escuela y son menos proclives a tener que ir al psiquiatra o a necesitar medicación.
Las madres en relaciones igualitarias están más sanas y se sienten más felices y menos deprimidas, y los padres están más sanos, fuman menos, beben menos y son menos propensos a sufrir depresión.

EL FIKA, UNA COSTUMBRE SUECA MUY LAGOM
Más que una simple pausa para el café
Pocas cosas ayudan a respetar unas pausas regulares y un tiempo de descanso tan bien como el fika, el descanso para el café que los suecos han elevado a nuevas cotas. Si bien el fika es una constante en todas las facetas de la sociedad sueca, su importancia en el mundo laboral no puede subrayarse lo suficiente.
El fika es una institución en sí misma, pero en el contexto laboral cumple una serie de funciones muy lagom. Es un descanso a las 10 de la mañana institucionalizado en todas las empresas para tomar un café. La gente no solo aparta la vista del monitor durante 15 minutos o más, sino que también acaba charlando entre sí, poniéndose al día sobre las noticias de su campo o sobre los desafíos de la reunión de la tarde con el cliente, puede servir para mejorar tanto la cultura de empresa como sus resultados.
No tiene nada que ver con tomar un tentempié o escaparse a tomar un café rápido. El fika consiste en un intercambio, una conexión con los compañeros. El fika es a los suecos lo que los pubs a los británicos y el aperitivo a los italianos: el momento de desconectar de las obligaciones.

SLOW FOOD Y NUEVA COCINA NÓRDICA

El regreso a lo básico, recolectar y cultivar uno mismo
La cocina nórdica es el lagom llevado al extremo, con un verdadero disfrute y una pasión por la comida, envueltos por un sofisticado respeto a los productos naturales y un consumo moderado de estos.
El lagom está unido con el movimiento slow food: está de moda cultivar la propia comida, y los balcones de los pisos suecos rebosan de tomates y romero, y los jardines y huertos producen montones de coles, calabacines y zanahorias. En los tiempos del calentamiento global y en que el despilfarro de comida es casi una epidemia, cultivar tu propia comida y consumir los frutos de tu trabajo, según lo que nuestro huerto o nuestras macetas no dan, es algo muy lagom

PYTTIPANA, LÖRDAGSGODIS Y MELIS

Ahorrar en la comida, disfrutar de los dulces y tomarse el desayuno en serio
Si el nuevo estilo nórdico no va contigo y no tienes intención de cultivar tus propias verduras, hay otras formas de establecer una relación lagom con la comida en nuestra vida cotidiana.
“Pyttipanna” es una palabra que significa el amor por las sobras de comida. Solo los suecos, con su estilo lagom podían tener un plato nacional basado solamente en sobras. Coge patatas, albóndigas, zanahorias, salchichas o lo que tengas en la nevera, pícalo bien pequeño, fríelo en mantequilla y cúbrelo con un huevo frito o remolacha. Et voilà, el pyttipanna está servido: un plato nuevo a base solo de sobras.

Lördagsgodis signifca un capricho una vez por semana Que quede claro: el lördagsgodis no tiene nada de lagom. Es la tradición del sábado de llenar bolsas de papel con un surtido de dulces para zampárselos de una sentada. A los suecos les encanta y en el fondo es lagom: si te reservas el atracón de patatas fritas para los fredagsmys y los dulces para el lördagsgodis, igual no lo estás haciendo tan mal después de todo.

Mellis es el tentempié lagom. Después del desayuno fuerte, los suecos comen un mellis, un tentempié contundente, y después un almuerzo cocinado, seguido por otro mellis y una cena cocinada. Cada mellis puede ser sustituido por un fika o acompañado por él, naturalmente. El mayor misterio del mundo para los adultos suecos es cómo los niños de otros lugares pueden comer solo bocadillos y patatas fritas para almorzar en la escuela y aun así tener energía para aprender. Comer poco y a menudo no es una moda en Suecia, sino algo completamente normal, siempre y cuando lo que comas sea cocinado y moderado.

EL PATRIMONIO DEL DISEÑO SUECO

Funcionalismo elegante y ecológico hasta las últimas consecuencias
Fácil para un diseñador de muebles, pero diseñar un escritorio funcional y bueno que nada más cueste 50 solo pueden hacerlo los mejores»: afirmación que hizo famosa Ingvar Kamprad, fundador de IKEA. Con muebles con un inteligente empaquetado plano y consejos y trucos para hacer que la vida familiar urbana funcione en poco más de 60 metros cuadrados, el gigante sueco de muebles IKEA se ha extendido por todo el mundo, pero me he dado cuenta de que está lejos de tener una buena reputación.

Diseñado para durar

La idea que a menudo prevalece fuera de Suecia de que lo barato es igual a mala calidad ha contribuido a una visión de IKEA como el baluarte de una cultura del diseño sensible a la moda y desechable. Pero no: en realidad el diseño sueco está diseñado para durar. Como Kamprad también dijo una vez: “El desperdicio de los recursos es un pecado mortal en IKEA”.
Pero el patrimonio del diseño sueco se remonta a mucho antes de que llegara el gigante del empaquetado plano. Nombres como Bruno Mathsson y Astrid Sampe dieron mucho que hablar en la posguerra, cuando se hizo fuerte un estilo de diseño de orientación social. En 1993, la ética de la sostenibilidad se convirtió en un hecho cuando Norrgavel abrió sus puertas, anunciando un acercamiento humanista, orgánico y existencialista al mobiliario etiquetado como “eco” y hecho de madera.

LA TENDENCIA LOPPIS

Aire libre, amigos y gangas sostenibles
Para la mayoría de urbanitas, los mercadillos son un destino de fin de semana repleto de hipsters en los barrios más modernos de la ciudad. Para la mayoría de los suecos, son otra cosa muy distinta. Ir a un loppis, forma abreviada de loppmarknad, a menudo implica respirar aire de campo en un entorno pintoresco salpicado de graneros rojos. Se trata de hacer algo simple pero diferente con tus amigos y eliminar la necesidad de consumir. Una vuelta por un mercadillo, o loppisrunda, es la actividad recreativa lagom perfecta.
La experiencia del loppis es más que ir de compras. El encanto de la locura sueca por el loppis es todo lo que la rodea: pasar un día con los amigos, el aire fresco y la naturaleza, tal vez coger la bici para ir hasta las afueras de la ciudad y, naturalmente, disfrutar de un café y unos rollos de canela en una cafetería montada en un granero.

SPORTLOV, MOTION, FRIUFSLIV, ALLEMANSRÄTEN…
Claves para una aproximación lagom al ejercicio y la Naturaleza
El amor y el respeto de los suecos por la naturaleza van más allá de la disposición a hacer ejercicio en los parques y a desplazarse a pie. Estos son algunos términos que nos dan pistas sobre cómo los suecos han logrado alcanzar ese equilibrio.

Sportlov

Significa «vacaciones deportivas» y tiene sus raíces en los tiempos de guerra, cuando los alumnos tenían una semana libre para ahorrar en los costes de calefacción en las escuelas. Se organizaban actividades, típicamente deportes de invierno y similares. Hoy en día, el sportlov son solo unas vacaciones como cualquier otras, pero muchos suecos siguen la tradición y aprovechan la ocasión para disfrutar de excursiones juntos, tal vez en la pistas de esquí de fondo o jugando en la nieve. Una pausa entre Navidad y la Semana Santa, que aporta un poco de equilibrio mediante el aire fresco y la actividad física, junto con esa actitud lagom de aceptar todo tipo de condiciones climáticas. No existe el mal tiempo, sino la ropa inadecuada, ¿verdad?

Motion

Motion es tan intraducible como lagom, y nos dice tanto sobre la cultura sueca como esta última. Se trata por ejemplo de caminar media hora antes de ir a trabajar, de ponerse en movimiento con cualquier excusa cotidiana. Con el motion, el pulso se eleva e incluso se puede llegar a sudar, pero el término no sirve como descripción de una clase de kickboxing o de la preparación para un maratón.
El hecho de que la palabra, para la mayoría de los suecos, evoque la imagen de estar en la naturaleza dice mucho de ella también. La actitud motion forme parte de un estilo de vida saludable completamente lagom.

Friluftsliv

Otra palabra intraducible. El friluftsliv es una antigua filosofía nórdica de la vida en la naturaleza. Describe actividades recreativas y de ocio que se realizan al aire libre, ya sean organizadas formalmente o no, y constituye una gran aportación al sportlov. Pasar en el tiempo en el bosque, observar las aves, recolectar o incluso acampar en plena naturaleza, son actividades al aire libre que no tienen nada de extremo, es solo una manera perfectamente lagom de salir, desconectar de internet y conectar con la naturaleza.

Allemansrätten

El allemansrätten es un derecho constitucional de acceso a la naturaleza y, excepto acampar en el jardín particular de alguien, este acceso no tiene casi restricciones y se puede ir a nadar, montar en bicicleta y recoger flores silvestres a voluntad. Sin embargo, de acuerdo con la ética lagom, esta libertad viene acompañada de ciertas responsabilidades: «No molestar, no causar daños», según exige la ley. Un compromiso muy saludable.

QUEDARSE EN CASA ES LA NUEVA FORMA DE SALIR

Porque es cómodo, barato y sencillamente muy Lagom
¿Qué fue primero, la falta de cultura de bar o la tendencia entre los suecos de socializar en casa? Puedes preguntárselo al gigante de los muebles y el diseño IKEA, que declaró con orgullo: «El hogar es el lugar más importante del mundo», o simplemente toma ambos hechos tal cual son y sigue aprendiendo a relacionarte al estilo lagom.

Los suecos tienen mucha costumbre de invitar a amigos a casa: desde el fika, quedar para que jueguen los niños o las fiestas de cumpleaños, al famoso förfest (el fenómeno de celebrar una fiesta en casa antes de salir de fiesta por la noche) y las barbacoas de verano. La reunión puede ser sencilla y relajada, como los padres que se presentan de forma espontánea en casa de sus amigos para ponerse al día, mientras dan de comer macarrones con albóndigas a los niños junto a una pila de LEGO. Pero también pueden planificarse meticulosamente, como una cena en que se ha acordado de antemano qué lleva cada uno, tomando cervezas mientras se ve Eurovisión, completada con un bingo casero de Eurovisión y tarjetas para votar hechas en casa. Todas las opciones tienen algunas cosas muy lagom en común: la comodidad del entorno del hogar, la facilidad con que puede organizarse la reunión y lo asequible de hacerlo uno mismo.

PENSAMIENTO LAGOM Y ECOLOGISMO
La conciencia medioambiental como parte de la conciencia sueca

ALGUNOS DATOS ECOLÓGICOS DE SUECIA
• Solo el 1% de los residuos domésticos en Suecia va a parar a vertederos, el resto se recicla o se utiliza para producir calor, electricidad o combustible para los vehículos.
• Las fuentes de energía renovables representan el 52% de la producción energética, de la cual casi el 95% proviene de la energía hidroeléctrica.
• Estocolmo fue la primera Capital Verde Europea de la Unión Europea.
• En Suecia se recicla el 90% de las latas de aluminio.

Köpstopp

Comprometerse con el köpstopp significa decidir no comprar nada en absoluto durante un período de tiempo determinado. Es una forma de reconocer que, la mayor parte del tiempo, en realidad no necesitamos las cosas que compramos. Algunos optan por no comprar nada que no sea comida durante un mes. Aparte de ahorrar dinero y ser respetuoso con el medioambiente, a menudo aporta una sensación de libertad con respecto al estilo de vida del consumidor moderno.
Algunos incluso dicen que es adictivo…

Plastbanta
Puede traducirse aproximadamente como “desintoxicación del plástico”.

Resulta bastante autoexplicativo y es un hábito que se puede incorporar a nuestra vida cotidiana poco a poco, en cualquier lugar del mundo. Y todo empieza por pensar antes de comprar: ¿hay una alternativa sin plástico al producto que hemos elegido? Nuestro hogar y nuestra salud nos lo agradecerán.

QUÉ NOS CUENTA EL LIBRO? SUMARIO
INTRODUCCIÖN
VIDA LAGOM: equilibrio entre vida personal y trabajo
ALIMENTACIÓN LAGOM: comida, bebida y fika
ESTILO LAGOM: diseño, moda e interiorismo
SENTIRSE LAGOM: salud y bienestar
RELACIONES LAGOM: amigos, clubes y vecinos
LAGOM PARA EL PLANETA: medioambiente y modo de vida sostenible
LAGOM PARA LA VIDA: un enfoque honesto de la felicidad

LA AUTORA
LINNEA DUNNE
Linnea Dunne es escritora, periodista y activista. Ha publicado en medios como el Irish Times, The Guardian y el Irish Independent, que compagina con su labor como editora en Scan Magazine.

Para saber más sobre el Lagom y sobre Linnea Dunne:
http://www.linneadunne.com/

LAGOM. La receta sueca para alcanzar el equilibrio en tu vida
Linnea Dunne
LIBROS CÚPULA. 2017
13,2 x 17,4 cm. / Cartoné
PVP c/IVA: 14,95 €
A la venta desde el 16 de noviembre de 2017