La diseñadora Mónica Cordera se alzó ayer, por segunda vez, con el premio TRESemmé a la mejor diseñadora


MADRUBB

PREMIO A LA MEJOR DISEÑADORA

La diseñadora Mónica Cordera se alzó ayer, por segunda vez, con el premio TRESemmé a la mejor diseñadora. Entre los asistentes pudimos ver a las actrices Aurora Carbonell, Patricia Montero, un impresionante Fernando Andina y rostros reconocidos del sector como María León que acompañaron a la diseñadora en su tercer desfile en TRESemme MFSHOW WOMEN.

INMORTAL

A-W 16/17

Cuenta la leyenda que en un país muy lejano, existió una criatura con la capacidad de transformar el veneno en belleza. Aquel ser se apropiaba del dolor del universo y lo convertía en pura divinidad. Atendiendo a su propio sufrimiento, tomaba su aflicción, se despojaba del caos y se reconvertía en un ser sublime y majestuoso, de vívidos colores y personalidad palpable. Se mostraba puro, individual, único. Un ser impredecible y magnífico, limitado en sus atributos pero con una extraña belleza colosal. Un animal exótico, extraño, majestuoso… Un pavo real. Curioso. Poético. Inmortal.
Inmortal es una oda al creer para ver. Al hedonismo. A esa rara avis de la mitología oriental que nos invita a mirar a nuestro alrededor con el alma, la mente y el espíritu desplegados de par en par.

Bajo esta mística atmósfera, Mónica Cordera se inspira en la China ancestral, su idolatrado pavo real, sus espléndidas litografías y mosaicos, su culto hacia la naturaleza y el mundo interior para crear el estampado principal de la colección. Combina su personal visión del resurgir con prints y colores vibrantes; porque en su universo la elegancia eterna está tan llena de matices como de libertad creativa.
Sobre crepes, gasas, punto, tules bordados, paño de lana 100% y jacquards, renace su relato de estilo, con pieles de cordero como parte del mismo argumento. Esta riqueza de texturas declina a través de una paleta cromática serena y, a la vez, intensa hasta lo magnético, dominada por colores rojos, mostazas, azules, negros, blancos y verdes en una mezcla de significados, de pronto, inesperada.
Una vez más, los pantalones palazzo se convierten en sello de la firma unidos a sofisticados monos, vestidos y estudiados patrones en prendas que simulan volar.